La mejor opción para comprar casa: crédito hipotecario

La mejor opción para comprar casa: crédito hipotecario

Una casa es un patrimonio que durará toda la vida, por lo que al momento de elegir una, se deben tomar en cuenta que los pagos no sean excesivos y permita solventar los gastos necesarios.

Ante ello, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), recomienda adquirir un crédito hipotecario, el cual es un préstamo a largo plazo respaldado en la hipoteca de la casa que se busca.

En su revista mensual Proteja su Dinero, señala que la hipoteca “es un producto financiero que sirve para garantizar el pago de un crédito y por el cual queda sujeto, como garantía, el bien inmueble que se adquiere, con el fin de que el propietario cumpla con sus obligaciones”

Detalló que estos financiamientos, pueden ser para comprar, construir, remodelar, o ampliar una vivienda.

Asimismo, aconseja que antes de contratar algún crédito con una entidad financiera se debe solicitar un esquema de pago, así como poner atención en el enganche y comisiones, entre otros pagos.

Recomienda, además, conocer las tasas de interés moratorio y las consecuencias que puede tener el atraso de los pagos; así como buscar asesoría con algún ejecutivo de cuenta o con la Comisión.

Sugiere, sobre todo, planificar bien los gastos y verificar la capacidad de pago, así como analizar las cantidades que se tengan que pagar cada mes y el tiempo que llevará hacerlo.

La Condusef pone a disposición el Simulador de Crédito Hipotecario, el cual se encuentra en su página de Internet www.condusef.gob.mx para conocer los derechos y el ejercicio que representa un probable crédito con alguna institución.

Mejorar tu Hipoteca SÍ ES POSIBLE

Mejorar tu Hipoteca SÍ ES POSIBLE

¿Sabías que si contrataste una hipoteca entre 2005 y 2011 hoy puedes sustituirla por una con mejores condiciones?

Las tasas de interés de un crédito hipotecario se encuentran en la actualidad en los niveles más bajos de la historia, por lo que te dan la oportunidad de alcanzar pagos más atractivos para tu bolsillo e incluso concluir más rápido tu deuda con el banco.

Para hacer el cambio es importante conocer todas las condiciones y requisitos que piden las diferentes instituciones bancarias y compararlas con la hipoteca que tienes, ya que, aunque seguramente la mayoría serán mejor a la tuya, debes tomar en cuenta diversos factores entre los que destacan tus circunstancias actuales y los compromisos financieros que has tomado posterior a la obtención de tu crédito.

A continuación te enlistamos los requisitos básicos que debes tomar en cuenta al momento de buscar una mejora de tu hipoteca, sin embargo, no olvides que estos pueden cambiar con base en las políticas de cada banco.

  • El crédito original debió haberse destinado sólo a la adquisición, remodelación o construcción de una vivienda.
  • Edad mínima de 25 años y máxima de 64 años. La suma de edad más plazo seleccionado debe ser menor a 75 años.
  • Ingreso mínimo comprobable de $10,000.
  • Antigüedad laboral mínima de 2 a 3 años entre el empleo actual y el anterior, siempre y cuando se tenga menos de 6 meses entre ambos empleos.
  • Si el solicitante es profesionista independiente o dueño de negocio, deberá tener al menos 3 años en la misma actividad.
  • El crédito hipotecario no debe de presentar pagos vencidos
  • El crédito debe tener una antigüedad mínima de 12 meses con la otra institución financiera
  • Buenas referencias de crédito.
  • Solicitud de crédito: debidamente requisitada y firmada
  • Identificación oficial vigente: credencial de elector o pasaporte vigente o cédula profesional.
  • Para solicitantes de nacionalidad extranjera: copias vigentes de la forma Migratoria Múltiple, Tarjeta de visitante o Residente (en cualquiera de sus modalidades) o formas migratorias (Fm temporal y FM permanente) y del pasaporte
Crédito Hipotecario en México va en Ascenso

Crédito Hipotecario en México va en Ascenso

El crédito hipotecario en México esta en ascenso y ya representa el 9.8 por ciento como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), con lo que el país se ubica en el cuarto lugar en América Latina en este rubro, estimó Fernando de Abiega Forcén, director general del broker hipotecario “SOC Crédito en ti”.

Resaltó que la estabilidad macroeconómica permite a México mejorar las condiciones de financiamiento y alcanzar el cuarto lugar en América Latina en su cartera hipotecaria como porcentaje del PIB, sólo por abajo de Chile (18.65 por ciento), Panamá (18.14) y Costa Rica (15).

Al dictar la conferencia magistral “América Latina, destino de inversión inmobiliaria para 2015”, ofrecida en el AMPI International Real Estate Summit, el directivo afirmó que el financiamiento será más dinámico en el segundo semestre del año.

Lo anterior, debido a las mejores condiciones de la economía, con lo que México seguirá ascendiendo como uno de los países que más créditos otorga a su población en materia hipotecaria.

En ese sentido, dijo que la labor de los asesores hipotecarios es muy relevante en este sector, pues llevan a cabo un proceso que va desde acompañar al cliente con las inmobiliarias, trámites y la operación de compra, hasta la escrituración.

“Los asesores hipotecarios originan alrededor del 35 por ciento de la colocación de créditos hipotecarios del sector de banca múltiple en México”, apuntó.

En cuanto a SOC, dijo que tiene una participación del 40 por ciento de los créditos que se otorgan a través de brokers, siendo la empresa más grande en este sector a nivel nacional.

Señaló que esto se alcanzó debido a que la compañía cuenta con estándares de calidad a través de cinco pasos de servicio los cuales se complementa con su Customer Relationship Management (CRM) el cual permite un puntual seguimiento de los clientes.

Cinco documentos que debe resguardar apropiadamente

Cinco documentos que debe resguardar apropiadamente

Además del resguardamiento, se recomienda tener copias certificadas de sus documentos importantes y, de ser posible, tenerlos en una caja de seguridad.

Existen documentos que todos consideran de alto valor y no tenerlos en el momento indicado puede representar una gran pérdida de tiempo para conseguirlos o, peor aún, causar que se le niegue la oportunidad de acceder a un beneficio, inscripción o servicio.

Cualquiera que sea el caso, es recomendable tener copias certificadas de aquellos documentos que lo permitan y, de ser posible, resguardarlos en una caja de seguridad fuera de casa.

Testamento. Con este documento garantiza que su voluntad, en caso de fallecimiento, se cumpla libremente, de tal manera que sus propiedades puedan destinarse de forma pacífica y ordenada a las personas que usted decida.

Factura automotriz. Con ella comprueba la propiedad de su vehículo. La necesitará en caso de verse involucrado en un accidente mayor, robo y trámites comunes como cambio de placas y propietario, para poder certificar la operación de compraventa. Si su factura es electrónica, a partir de modelos 2012, ésta no tendrá validez.

Acta de nacimiento. Este documento lo solicitan para casi cualquier trámite oficial y es muy común que todos tengan más de una en casa.

Actas constitutivas. Suelen ser requeridas para la firma de cada contrato que realice con cualquier cliente o proveedor, así que lo mejor es tenerlas muy bien guardadas.

Escrituras inmobiliarias. La escritura de su casa o título de propiedad inmobiliario tiene un gran valor, pero es más sentimental o simbólico que el problema legal que pudiera representar perderla.

Se recomienda resguardar estos documentos para evitar trámites innecesarios. Los expertos sugieren tenerlos fuera del lugar de trabajo u hogar, así siempre habrá un respaldo ante un robo o siniestro.

3 servicios que tal vez no sabías ofrece un broker

3 servicios que tal vez no sabías ofrece un broker

Mientras que en países como Canadá o España, el 50% de la vivienda se vende a través de hipotecas tramitadas por brokers hipotecarios, en México es apenas del 30%, pues persisten falsos prejuicios acerca de sus servicios. Aquí te presentamos el valor agregado que estos especialistas en créditos te ofrecen.

Ante los más de 120 tipos de crédito que ofrece actualmente la banca nacional, el broker hipotecario te llevará de la mano a todo lo largo del proceso de compra; desde la elección del tipo de crédito que más conviene, según tu monto de ingresos, hasta la firma de las escrituras.

Qué servicios ofrece un broker

Más allá de ser el especialista que te dice ayuda a gestionar una hipoteca, el broker hipotecario ofrece servicios de asesoría que harán mucho más sencillo el paso a la compra de tu próxima casa.

1. Incluso si no tienes suficientes ahorros para comprar una vivienda, un broker te asesora cómo incrementar tus ahorros para construir tu patrimonio en el mediano plazo.

“La asesoría que te brinda se traduce en dinero, ya que contar con información confiable te permitirá ahorrar dinero en el largo plazo”, dice Fernando de Abiega Forcen director de SOC Crédito.

Por ejemplo, agrega el especialista, si compras una propiedad de un millón de pesos y la diferencia en el pago de tasas de interés entre una institución fianaciera y otra es de 1%, esto se traduce en $10,000 por año. Y si tu crédito es pagadero a 20 años, estamos hablando de $200,000 que te puedes ahorrar tras una buena asesoría.

2. Comprar una casa no es fácil, por eso la gente se deja engañar fácilmente por el mejor postor. De ahí el valor del broker, quien conoce la gama completa de productos crediticios de todos los bancos, tasas de interés, costos notariales y hasta saben de las trampas en las que podrías caer si compras directamente tu propiedad a un desarrollador poco confiables.

3. “Existen créditos hipotecarios `milagro´ que son brutalmente dañinos para las personas”, dice Fernando Soto-Hay, director de Tu Hipoteca Fácil, y agrega que aún cuando ya tengas una hipoteca, los brokers pueden asesorarte para saber si es la mejor opción o migrar tu deuda a otra entidad financiera con una tasa de interés más baja.

También lee: Por qué contratar a un broker hipotecario.

Cuídate de los fraudes

“Nunca pagues en efectivo el enganche o el avalúo, o le des el dinero al vendedor del inmueble”, advierte Alejandro Quezada Mota, director de Opción Financiera. Un broker responsable y confiable te pedirá que lo hagas a través del banco, así podrás tener registro y protección de tu dinero.

Quezada agrega que la tasa de interés que te cobra el banco, o la comisión por apertura de crédito debe ser exactamente la misma inormación que te ofrezca el broker. Otros abusos en los que podrías caer es en un pago excesivo por escrituras que no corresponden al monto de la propiedad que elegiste,  o incluso pagar montos en efectivo y por adelantado.

Comprar tu casa a través de un broker, evitará que caigas en engaños y cobros excesivos, pero cuidado! “Un broker que usa su coche como oficina no es un broker”, alertó Soto Hay, tras reconocer que en el mercado nacional hay muchos vendedores que se autonombran brokers y que buscan cualquier pretexto para cobrar servicios en efectivo.

¿Quién le paga al broker?

La comisión del estos especialistas la paga la institución financiera con la que contrates tu crédito; aunque eso no significa que por haber platicado con él tengas que comprometerte forzosamente con el banco. Incluso si compras a través de Infonavit o Fovissste, “un broker profesional estará dispuesto a asesorate sin cobro de honorarios”, coincidieron al señalar los entrevistados en el marco del Seminario Softec 2015.

La buena relación que mantienen los brokers serios con la mayoría de los bancos y entidades financieras resultan una ventaja para ti, pues ya no tendrás que ir de portal en portal buscando la mejor opción crediticia, ni el plazo que más te conviene o el significado de CAT, ellos te explicarán todo de manera personalizada.

Las reglas del crédito hipotecario

Las reglas del crédito hipotecario

El mejor crédito hipotecario, ese bueno, bonito y barato que te ofrecen en los anuncios, no existe. Lo que debes buscar, y es mejor si lo haces asesorado por un experto, es el crédito hipotecario que se adecua a tu perfil.

Cada persona tiene un historial crediticio, un nivel de endeudamiento, un ingreso, así como un estilo de vida y de gastos diferente. Un solo producto no responde a las necesidades de cada perfil.

Hay reglas básicas al pensar en un crédito hipotecario:

  1. Que sea en pesos, no en unidades de inversión (udis) o salarios mínimos, ya que estas medidas dependen de la inflación y con el tiempo cambian, por lo que cada mes tu mensualidad se irá incrementando y no sabrás cuánto debes pagar. Además, con una mayor inflación pagarás siempre más, pero tus ingresos no necesariamente se van a incrementar a la par.
  2. Que sea a tasas fijas, es decir, que los intereses no se incrementen o cambien con la vida del crédito. Esto te lleva a no conocer exactamente el monto que vas a pagar cada mes y hace más difícil el cálculo de tus finanzas personales.
  3. Procura que sea a 15 años. La diferencia en el monto de una mensualidad en un crédito de 15 años en relación con el de 20 y hasta 30 años no es mucha y no necesariamente justifica los cinco años más de crédito. Con una hipoteca a 15 años por una propiedad de un millón de pesos pagarías unos 12,000 pesos al mes, a 20 años la mensualidad bajaría solo a 11,500. (Los datos considerados son a finales de 2013.)

Si tu ingreso no te da para la mensualidad, entonces debes buscar una casa más barata, poner más en el enganche o pedir menos crédito.

4. No te vayas por la tasa, el Costo Anual Total (CAT) o la mensualidad más baja. Si hay promesas maravillosas es que algo anda mal. Ni modo, hay que dudar y hacer bien la tarea, es decir, compara las tablas de amortización y busca el crédito en el que pagues más cada mes por la casa.

Por ejemplo, por un millón de pesos podrías pagar 10,400 pesos al mes con la tasa más baja del mercado (datos a finales de 2013), pero los primeros ocho años de vida de tu crédito aportarás más dinero de esta mensualidad a los intereses, seguros y comisiones por administración de tu crédito que por tu casa. Al amortizar menos capital tu costo por la casa al final es más alto, pues la base sobre la cual calculas los intereses se mantiene en el tiempo.

Como he dicho, en promedio se vive una casa unos ocho años, así que si vas a vender tu casa a los ocho años de tu crédito lo que quieres es haber pagado la mayor cantidad de capital por ella. Cuando compares créditos, fíjate cuánto has pagado de la casa al año ocho, puedes encontrar diferencias significativas. Esto te podría impedir lograr la adquisición de una mejor casa a la que ya tenías y no irás creando patrimonio.

  1. Firma el crédito que puedes pagar. No destines más del 30% de tus ingresos brutos a este pago. No quieres ser pobre con casa, sino incrementar tu patrimonio.
  2. Compara los seguros. Aunque son beneficios o características menos tangibles en los créditos, es importante que los entiendas. Una buena cobertura de daños hace la diferencia si piensas que el cambio climático llegó para quedarse y que los desastres naturales son parte de las noticias cada año. También revisa el seguro por desempleo, pues siempre cabe la posibilidad de que te quedes sin ingresos un tiempo y esto te ayudará.
  3. Haz pagos adelantados solo con tus excedentes. Para decidir si vas a hacer pagos adelantados a tu hipoteca primero averigua si hay penalizaciones por hacerlo, después si la aportación se va directo al capital. Ya que tienes esto claro, entonces puedes hacer pagos adelantados cuando te llega un dinero extra, como el aguinaldo o un bono, siempre y cuando este monto no lo necesites para pagar otras deudas o necesidades personales. Finalmente, si vas a hacer pagos adelantados, intenta que sean en los primeros cinco y hasta ocho años de tu crédito, que es cuan- do pagas más intereses.
  4. No caigas en la mercadotecnia. Pedir en automático el crédito que más has visto anunciado en la televisión o uno que es solo para mujeres sin leer bien qué quiere decir esto puede ser un gran error. âÂ?¨Los productos que hacen diferencias ofrecen beneficios según el perfil; por ejemplo, un crédito para mujeres te permitirá reducir tu mensualidad por tu titulación o la de tus hijos, por casarte o tener un hijo. Estos eventos que por un par de meses permitirían que pagues menos en tu mensualidad no son recurrentes y quizá no sucedan en el plazo por el que contrates el crédito. Por lo tanto, sal y compara con otros que no sean solo para mujeres.
  5. Si tienes pareja, participen los dos en el crédito. Es recomendable que los dos queden como coacreditados porque todos los créditos tienen seguros: de vida, de desempleo o de incapacidad. En el momento en que los dos en la pareja son acreditados, el seguro los cubre a ambos. Si uno solo es beneficiario y queda incapacitado, la familia no recibirá beneficio alguno dentro del crédito; no obstante, los gastos familiares se van a incrementar de forma importante.

11. Toma en cuenta la Reforma. Los intereses reales que podrán deducirse por créditos hipotecarios solo serán aplicables por los que no rebasen las 70,0000 udis, que hoy en día son unos 3.5 millones de pesos.

Pin It on Pinterest