El Buró de Entidades Financieras (BEF) tiene como fin brindarle un fácil acceso a comparadores de los productos financieros que se ofrecen, esto lo puede observar ya sea por sector o por producto. Sin embargo, hay un tercer comparador que pocos están contemplando, y es el de las sociedades de información crediticia (SIC).

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores recordó que según la Ley para Regular las Sociedades de Información Crediticia, las SIC son entidades privadas que ofrecen servicios de recopilación, manejo y entrega del historial crediticio de personas físicas y morales; así, éstas son otra fuente de información que indique su comportamiento de pago con entidades financieras o empresas comerciales.

El Buró de Entidades Financieras (BEF) cuenta con información de tres sociedades de información crediticia: Buró de Crédito (TransUnion de México), que evalúa a personas físicas, Círculo de Crédito y el Buró de Crédito (Dun & Bradstreet), que evalúa a personas morales.

Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Productos Financieros (Condusef), explicó que lo relevante de la información brindada sobre las reclamaciones de las sociedades de información crediticia (Buró de Crédito y Círculo de Crédito) son las que provienen de alguna falla de una entidad financiera; esto para que usted pueda observar cuántas reclamaciones tiene cada sector o entidad financiera, así como las causas más comunes de las reclamaciones.

Tomando en cuenta que las sociedades de información crediticia no son las encargadas de meterlo o sacarlo del Buró de Crédito y únicamente trabajan con la información que les dan las instituciones financieras, revisar la información sobre ellas en el BEF le sirve para informarse de quién es el banco, sofomes o sofipo que más reclamaciones genera.

Asimismo, puede ver qué instituciones tienen más fallas en la actualización de sus datos en las sociedades de información crediticia; ello debido a que la mayor parte de las causas de las reclamaciones que se generan son debido a una mala modificación o actualización de datos generales. Entre ellas destaca nombre, domicilio y fechas de nacimiento erróneos del usuario. La segunda causa de reclamación es por créditos no reconocidos por el usuario; situación que, a decir del presidente de la Condusef, se torna un tema delicado, pues se puede deber a un robo de identidad.

El Buró de Entidades Financieras tiene registradas un total de 66,963 reclamaciones contra las SIC, esto al primer trimestre del 2015; de las cuales 63,187 son de TransUnion; 2,162 son contra Círculo de Crédito y 1,614 son de Dun & Bradstreet.

De las 63,187 reclamaciones que se hacen a Buró de Crédito, 45,404 son por irregularidades con los datos proporcionados por medio de un banco. Mario Di Costanzo puntualizó que los bancos que generan más reclamaciones en las SIC con errores en sus informes son BBVA Bancomer, Banorte, Santander y HSBC.

“Cuando hay reclamaciones imputables a bancos es debido a que no actualizaron correctamente sus datos. Por ejemplo, tal vez su banco no sacó su deuda del Buró de Crédito, o no actualizó correctamente el estatus de su crédito; puede que usted ya lo haya liquidado pero en su historial crediticio aparece como vigente”, ejemplificó.

Las sociedades de información crediticia también tienen que atender los requerimientos que se están levantando, es decir que si observa una inconsistencia en su historial crediticio primero debe aclarar su situación con la SIC correspondiente, quien deberá contestarle con sus fundamentos a qué se debe dicho suceso y darle solución; si no es el caso y no le contestan, se pueden generar sanciones a las SIC.

El presidente de la Condusef informó que al primer trimestre del 2015 sólo se han interpuesto seis sanciones, las cuales suman 147,394 pesos; cuatro a Círculo de Crédito que suman 121,426 pesos, y dos a Buró de Crédito, (TransUnion) por un monto de 45,968 pesos. Dichas sanciones obedecen a la no comparecencia en la audiencia de conciliación o a que no presentan el informe al que están obligados.

Di Costanzo recordó que las inconformidades que tenga respecto de las SIC las puede reclamar ante la Condusef. Las reclamaciones del sector presentadas ante la Condusef en el periodo enero-junio suman 13,465, lo que refleja que en la próxima actualización del BEF las SIC registrarán alrededor de 80,000 reclamaciones.

“Recuerde que el Buró de Crédito no es malo, pues tan sólo es un gran registro de usuarios de crédito; le ayuda a generar antecedentes crediticios y a revisar que no haya sido víctima de un robo de identidad; quizá lo malo sea estar en el Buró con una mala calificación”, destacó.

Pin It on Pinterest

Share This