AFORE, la bomba de tiempo.

En México hay mas de 13 millones de personas mayores de 60 años de las cuales solo 3.7 millones cuentan con una pensión de acuerdo al Consejo Nacional de Población (CONAPO).

Las pensiones en su gran mayoría no rebasan los $7,700 pesos mensuales en un esquema para los que empezaron a trabajar con anterioridad al año 1997 (Ley 1973).

“Tu afore es el resultado del 6.5% de tu sueldo con el que cotizas en el seguro social y tu ahorro voluntario.

Requieres mínimo 1,250 semanas de cotización (25 años).

Tener 60 a 64 años en caso de Pensión por Cesantía.

Tener 65 años en caso de Pensión por Vejez”

El escenario actual de los pensionados no es nada alentador, pero menos alentador es para los que empezaron a trabajar y cotizar al seguro social con la Ley 1997  (nacidos de 1979 en adelante)  ya que para aspirar a una pensión igual que los primeros deberá tener al menos $1´800,000.00 en su fondo de ahorro. Según las reglas de las afores; para poder tener esa cantidad ahorrada se debió haber cotizado en el seguro social con $120,000.00  pesos mensuales durante 25 años.

Sin duda el mercado laboral mexicano esta lejos de pagar esos sueldos. Si bien se esta reformando el sistema de pensiones, dicha mejora sigue aun alejada de la realidad ya que con la misma un trabajador podrá aspirar a tener una pensión de $7,500.00 MN si cotiza con $46,000.00 pesos mensuales durante 25 años.

Además, hay que mencionar el importante factor de la inflación en la pensión que hará que en términos reales esta tenga aun menos valor para afrontar la canasta básica que en la actualidad.

Sin embargo, no todo es catastrófico en México financieramente hablando, hay opciones bastante inteligentes. Las hipotecas son el mejor ejemplo de ello, ya que son el instrumento que te permite invertir en bienes raíces sin descapitalizarte, a plazos fijos y en pesos; brindándote con ello un seguro ante la inflación que incluso te hará que te beneficies de ella con la subida de los precios que tendrán todos los bienes y servicios en el transcurso del tiempo.